Sal rosa o sal del himalaya conoce sus propiedades y usos

Sal rosa o sal del himalaya conoce sus propiedades y usos

La famosa sal rosa, también conocida como sal del Himalaya, se obtiene a partir de cristales de sal rocosa extraídos de áreas cercanas a la cordillera del Himalaya, principalmente en Pakistán. Su color, entre salmón y rosa, llama mucho la atención y, al no ser refinado, se considera más “natural” que la sal tradicional.

¿Cuáles son los beneficios de la sal rosada?

La sal rosa, como la sal blanca tradicional, se compone principalmente de cloruro de sodio. El sodio es un mineral sumamente importante para el correcto funcionamiento del organismo, después de todo, tanto las contracciones musculares como la transmisión de información cerebral dependen de su presencia.

Además, este mineral también es responsable del equilibrio de los fluidos corporales y, en consecuencia, de la regulación de la presión arterial, además de contribuir al transporte de nutrientes.

Sin embargo, es muy importante enfatizar que el consumo excesivo de sal -rosa o refinada- conduce a un consumo excesivo de sodio, en consecuencia, lo que ocasiona varios daños a la salud, entre ellos el riesgo de desarrollar hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y renales.

¡Ah! Es cierto que, debido a su proceso de extracción, la sal rosada tiene, además del sodio, otros minerales que no se encuentran en la sal refinada, como el hierro, por ejemplo. Sin embargo, las cantidades de estos minerales no son significativas para relacionarnos con el impacto positivo en la salud. En términos simples, no existe evidencia científica que demuestre diferencias significativas entre el consumo de sal blanca y sal rosa en relación con la salud.

Sal rosa o sal del himalaya conoce sus propiedades y usos

¿Cómo consumir sal rosada?

La sal rosada se puede aplicar de la misma forma que la sal tradicional, como ingrediente en recetas de cocina o como sal de mesa para condimentar ensaladas, por ejemplo. También es común utilizar tablas de sal rosa como superficie para asar ciertos alimentos.

No lo olvides: para evitar el consumo excesivo de sal, la Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo máximo de 5 gramos de sal al día, lo que equivale aproximadamente a una cucharadita. Y eso se aplica tanto a la sal de adición como a la sal que ya está “escondida” en las preparaciones, ¿vale?

¿Qué contiene la sal rosada?

Sal rosa o sal del himalaya conoce sus propiedades y usos

Regula el funcionamiento del metabolismo

Previene los calambres musculares.

Genera equilibrio de electrolitos

También puede gustarle...